Categorías principales de la gestión del diseño

La gestión del diseño ha nacido de la transición entre diferentes modelos jerárquicos de gestión y el modelo organizativo flexible. Este plano promueve la iniciativa individual, la independencia y la toma de riesgos, por eso resulta una gran herramienta para todo aquel que quiera emprender.

Según Brigitte Borja investigadora en diseño y negocios, la gestión del diseño presenta un doble objetivo :

Familiarizar a los directivos con el diseño y a los diseñadores con la dirección y desarrollar métodos para integrar el diseño en el entorno empresarial.

Estas son las principales categorías que se deben tomar en cuenta para lograrlo:

Producto

El valor adicional que el diseño aporta a un producto va mas allá de su proceso de fabricación y puede influir sobre su margen bruto (ganancia), rendimiento y rentabilidad.

Los distintos aspectos de la gestión del diseño varían en función del sector y el producto, pero incluyen entre otros, la innovación, la línea, el desarrollo y la calidad de los productos.

Entorno

Dentro de esta categoría, la gestión del diseño se concentra sobre todo en la forma en la que una empresa invierte y en cómo los gestiona después.

Entre estos activos se encuentran fabricas, oficinas y tiendas, también equipo y mobiliario que contienen en su interior.

Información

Determina el modo en que una empresa transmite sus objetivos a sus diferentes públicos meta. por lo general, la información sobre el diseño es suministrada por medio del marketing y abarca desde el diseño de publicidad, del material promocional y de relaciones publicas, hasta el diseño para los directivos, empleados y propietarios de un a compañía.

Identidad corporativa

El diseño de la identidad corporativa está  muy ligado a la estrategia corporativa y modela todos los aspectos de las tres categorías anteriores.

Sus ventajas son difíciles de evaluar, pero las empresas con una fuerte identidad corporativa tienen una  mayor valorización con respecto a sus competidores.

Para cada emprendedor conocer la importancia con la que estan ligados estos aspectos les ayuda a identificar las oportunidades de nuevos proyectos, procesos e iniciativas de tipo creativo y planificar los recursos necesarios, si entienden el contexto en el que actúa el diseño.

Comprender este ciclo también ayuda al resto de los responsables en la toma de decisiones. Si tienes alguna duda sobre como podría ayudar este proceso de planeación en tu negocio no dudes en contactarnos, que con mucho gusto te podemos asesorar.

7 tips para seguir en contacto con tus clientes

Utiliza estos tips para mantenerte cerca de tus clientes y  cuando llegue el momento tú seas el primero en el que piensen cuando necesiten un producto o servicio 😀

1. Usa regularmente tus herramientas disponibles

Una de ellas, por ejemplo es el email, ya que puede ser útil para enviar felicitaciones o e-cards a tus clientes en determinados momentos del año. Es una manera muy fácil y certera de estar al pendiente de los clientes que valoras.

2.Utiliza testimoniales y referencias de tus clientes

Publica testimoniales, ya que es importante que tu mercado meta tenga en cuenta qué es lo que has estado haciendo bien, para que ellos también se sientan cómodos y confiados en que tú puedes ayudarlos con lo que necesiten.

3. Aprovecha tu red profesional a travez de Linkedin

Puedes recomendar a tus clientes en Linkedin así te mantienes en contacto con ellos y a su vez pueden regresarte el favor recomendándote y compartiendo tus proyectos o publicaciones a través de su red profesional.

4. Escucha lo que tus clientes tienen que decir

Para lograr esto puedes realizar encuestas, pequeños surveys en los cuales te permitan recibir feedback y así detectar las áreas de oportunidad que tienes.

5. Organiza eventos o reuniones

Puedes invitarlos u organizar eventos que sean de su interés o donde puedan realizar networking con otros emprendedores.

6. Crea perfiles como una vía fácil y sencilla de contacto

Cuando crees perfiles en diferentes redes sociales, asegurarte de que estos sean una vía para que tus clientes se puedan poner en contacto contigo rápida y fácilmente.

7. Participa activamente en grupos

Resulta importante participar en grupos sobre temas relacionados con los gustos y aficiones de tu mercado meta, ya que te permiten mantenerte al día, detectar fácilmente temas de importancia y necesidades de tus clientes.

Existen muchas maneras de mantener la cercanía con tus clientes, pero lo más importante es recordar que son aliados que juntos pueden crecer e ir alcanzando metas 🙂

En el blog de Ojo Terzo podrás encontrar mucho más contenido que puede ayudarte a lograr tu objetivo, si lo necesitas podemos ayudarte.

 

4 Pasos para hacer una lista de tareas efectiva

La creación de una lista de tareas es importante para todo emprendedor ya que ayuda mucho para hacer espacio en la mente, y al mismo tiempo, ayuda a conseguir objetivos de manera progresiva y ordenada, eso nos ahorra tiempo y todos sabemos que el tiempo es oro. 🙂

Una lista de tareas pendientes nos permite revisar con rapidez todo lo que hay que hacer y completarlo. Para realizarla, podemos empezar haciéndonos algunas preguntas como:

¿Ya tienes una lista de cosas por hacer?

¿Refleja con precisión tu día de trabajo?

¿Permite que uses todos los minutos de tu día para completar la totalidad de tu trabajo?

¿Refleja todas tus tareas, compromisos y proyectos?

¿Incluye tareas que son relevantes para tus objetivos tanto a corto, mediano y largo plazo?

Si dijiste “no” a alguna de estas preguntas, entonces es el momento para hacer una lista nueva que te permitirá mejorar. Esto liberará espacio en tu mente y te permitirá ver todo lo que hay que hacer en un solo lugar. Además, servirá como un mapa para llegar a tus metas.

Para hacer esta nueva lista debemos dedicar algo de tiempo, podría durar varias horas, dependiendo de qué tan lejos quieras llegar, pero valdrá la pena. Así que estos son los pasos ¡vamos a empezar!

1. Escribe tus metas

Si no tienes actualmente ninguna meta específica por escrito, es el momento de anotarlas.

¿Qué es lo que quieres lograr en tu vida personal en este momento?

¿Qué es lo que quieres lograr en tu trabajo o negocio?

No olvides abarcar las dos áreas, tanto personal como profesional.

2. Escribe todo lo que tienes en mente

Escribe todo lo que tienes que hacer, igualmente tanto personales como profesionales.

El orden en que lo escribas no importa aquí, sólo anota cada cosa que se te venga a la mente y así poder liberar a tu cerebro.

Un ejemplo del tipo de cosas que podrían escribir:

Proyectos nuevos

¿Qué necesitan para empezar?

Proyectos iniciados

¿Qué falta para terminarlos?

– Diligencias. Tareas como revisar el correo electrónico y manejo de las redes sociales.

– Los compromisos con otras personas como: clientes, amigos, clientes potenciales, familiares, etc.

Eventos personales como: cumpleaños, días de fiesta, compromisos, vacaciones, etc.

Estudios

Cosas relacionadas con tu casa o negocio como: mantenimiento, reparación, decoración, etc.

3. Crear pasos de acción para cada punto

Es hora de enumerar los pasos de acción que se requieren para completar cada tarea en particular. 

Por ejemplo, si escribiste “iniciar un blog” en tu lista, los pasos pueden ser:

Elegir el nombre del blog

Comprar el dominio

Elegir el diseño etc.

4. Ordenar y organizar lo que no necesitamos en la lista

Una vez terminado esto, podrás mirar rápidamente tu lista y ver lo que debes de hacer en base a la cantidad de tiempo que tienes, lo que es más urgente, etc.

Puedes agrupar tus pasos de muchas maneras. Como …

– Por fecha de vencimiento

– Por nivel de energía que requiere

– Por la cantidad de tiempo que cada paso de acción se llevará

– Por los recursos que se necesitaran 

-Por el lugar (en casa, en la oficina, etc.)

Y listo. Así es mucho más fácil revisar todos tus pendientes, lo cual te ayudara muchísimo a hacer todo mejor y tenerlo más claro en tu mente.

6 señales de que necesitas renovar tu marca

  1. Sientes que tu marca esta desactualizada

Si sientes que tu marca es todavía una imagen de lo que era hace unos años y hoy ya no lo es, debes pensar en un cambio. Tu marca debe transmitir lo que eres hoy. Debes sentirte orgulloso de ella. Si no es así, la pasión por tu marca y negocio decaerá, y tus clientes también.

  1. Tus ventas han disminuido

Si tus ventas no son muy altas y has intentado de todo para incrementarlas, tal vez te vendría bien hacer unos cambios en la marca. Ya que puede despertar el interés de nuevos clientes, y reavivar el interés de tus clientes anteriores.

Puedes traer a la vida una marca obsoleta con una nueva imagen y concepto.

  1. Tu negocio cambió su ubicación

A veces la gente decide cambiar de local o dirección por diferentes motivos, muchas veces es por que has decidido crecer o expandir tu marca.

Eso está perfecto, asegúrate de que todos los rubros de ese crecimiento vayan de la mano. Grandes cambios empresariales como estos generalmente necesitan un nuevo look para acompañarlos. Ya que su imagen anterior puede no reflejar lo que busca ahora, o no atrae a los clientes adecuados. Lo que nos lleva al siguiente punto:

  1. Estás atrayendo a clientes que no son tu nicho de mercado

Si tu marca está atrayendo a los clientes equivocados, sería buen momento para replantearla.

Por ejemplo, llegan a ti clientes que buscan otro tipo de servicio o producto más barato o viceversa. O como si tuvieras un restaurante vegetariano y la mayoría de tus clientes llegan pidiendo platillos con carne, en ese tipo de casos podrías necesitar un cambio en la imagen, ya que no estas transmitiendo correctamente lo que ofreces.

  1. Sientes que existen marcas muy similares a la tuya

Esto sucede con frecuencia cuando existe alguna moda o boom en algún tipo de negocio.

Si sientes que tu marca es muy similar a la de otro emprendedor, sin duda es hora de pensar en un cambio de imagen y ¿por qué no? ser mucho más original y registrarla. Así también evitas que en el futuro alguien quiera usar tu nombre o imagen.

  1. Acabas de empezar tu marca

Tu negocio es nuevo y decidiste hacer tú mismo la imagen en PowerPoint (please don’t), esto podría parecer una buena opción, ya que se trata de una idea que estas empezando y no quieres invertir, pero esto a la larga puede salirte más caro porque no estas dando la importancia necesaria a una parte esencial de tu negocio: su imagen, recuerda que de la vista nace el amor 😉

Si necesitas alguna asesoría, con mucho gusto en Ojo Terzo estamos para ayudarte. Contáctanos.