6 errores comunes de todo emprendedor primerizo

Por: Mónica Castro

Todos sabemos que empezar un negocio y/o independizarnos y trabajar como freelancers es algo muy apasionante y satisfactorio pero algo complicado a la vez, sobre todo porque necesitamos de ideas frescas, capital y asesoramientos de calidad para que todo funcione tal y como nos lo imaginamos. Así que no debe asustarte el hecho de no saberlo todo; para eso hay profesionales capacitados que pueden guiarnos a tomar las mejores decisiones en tiempo y forma convenidas. Pero en ocasiones, existen emprendedores que no reflexionan en lo anterior y deciden tomar la batuta en absolutamente todo lo relacionado con sus proyectos profesionales y por supuesto, es ahí cuando vienen los problemas.

Con el afán de ahorrarse algo de dinero, muchos emprendedores consideran que son pocos los aspectos a tomar en cuenta cuando inician un nuevo negocio y creen que pueden hacerlo todo ellos mismos: desde aspectos visuales –como el diseño de su identidad visual corporativa-, la creación de publicidad y por ende el manejo de sus propias redes sociales, hasta aspectos más complejos como la contabilidad. La realidad es que por esa toma de decisiones erróneas (de no buscar ayuda profesional), terminan perdiendo más capital del que ya invirtieron y desafortunadamente, en muchos casos, hasta sus propios negocios. Aquellos que han pasado por estas lamentables etapas, reconocen haber cometido malas decisiones debido a falta de información y capacidad de negociación, y también ubican 6 errores que son muy comunes entre los emprendedores primerizos:

1. No hicieron suficiente investigación de mercado. Obviamente no es viable gastar todos tus recursos económicos en pagarle a una agencia especializada para que realice una exhaustiva investigación de mercado sobre la idea de negocio que quieres montar, pero tampoco es conveniente que te guíes únicamente por los comentarios de tu familia y amigos cuando te echan porras y te dicen: “sí claro, yo te lo compraría”. No digo que sea tarea fácil encontrar a alguien que haga dicho trabajo a bajo costo, pero siempre puedes contar con estudiantes universitarios con ganas de trabajar, ya sea que quieran hacer prácticas profesionales o algún proyecto escolar. ¿Ves? Opciones, las hay. La cuestión aquí es que te informes acerca de tu competencia, situación geográfica y demográfica en donde quieres establecerte, etc. y sobre todo, saber si realmente hay clientes allá afuera dispuestos a contratar/comprar tus servicios/bienes.

2. No tener una identidad de marca. Vivimos en un mundo bombardeado constantemente por marcas, tanto nuevas como las ya consolidadas, así que debes ser consciente de lo que implica crear una que pueda diferenciarse de las demás; que si bien pertenece a un giro comercial específico, debe ser especial y tratar de cambiar un poco la forma en que convencionalmente se desarrolla su competencia, es decir, buscar ese “plus” que haga que un cliente te prefiera a ti. No creas que con un buen logo o una página web tienes esta parte resuelta. Busca profesionales de comunicación que trabajen contigo toda la filosofía organizacional de tu marca.

3. Pensar que los clientes te encontrarán de inmediato. Este no es un tema nuevo en Ojo Terzo; recuerda que en un principio, eres tú el que tiene que esmerarse y buscar a ese cliente ideal. Muchos emprendedores tienen la idea errónea de que si se establecen en un lugar físico (es decir, un local), las personas llegarán por cuenta propia. Si no las invitas, ¿qué te hace pensar que llegarán? Por eso, aunque algunos entrepreneurs crean que no es muy necesario, en realidad es imprescindible que se invierta en publicidad; no sólo te confíes en usar redes sociales para tal trabajo, tienes que ir mucho más allá.

4. Gastar más de la cuenta. Antes de empezar a comprar mobiliario o mandar a diseñar artículos promocionales, debes hacer una lista de absolutamente todo lo que necesitas en tu negocio/proyecto e ir a varios lugares a cotizar. A veces es bueno guiarse por el impulso, pero en otras ocasiones no lo es tanto. Te recomiendo que siempre trabajes sobre un presupuesto real, tangible e intransferible.

5.Tener otro trabajo mientras comienzas el tuyo. Si ya tomaste la gran decisión de independizarte y comenzar a hacer tus sueños profesionales en realidad (qué cursi me oí), no debe existir ningún otro factor que te distraiga de ello. Algunos emprendedores dicen que, como no tenían el suficiente recurso económico para sostener y comenzar sus propios proyectos, decidieron permanecer en sus trabajos mientras ahorraban y empezaban a trabajar en lo que realmente querían hacer, pero que obviamente les quitaba mucho tiempo, esfuerzo y ganas de realmente iniciar, por lo que lo dejaban en un segundo plano. Los resultados al final, fueron bastante desastrosos y notorios al no dedicar el 100% de su atención a su proyecto.

 

6.Ofrecer los bienes y/o servicios muy, muy barato. Es clásico de todo emprendedor primerizo el no querer vernos muy “aborazados” con nuestras cotizaciones de servicios o los precios de nuestros productos, con el fin de que los clientes nos escojan a nosotros antes que a la competencia. Pero tienes que recordar siempre todo el trabajo, esfuerzo y aprendizaje invertidos en llegar hasta donde te encuentras. Hay una frase en internet que se ha vuelto viral y que dice algo así como: “no cobro por lo que hago, cobro por lo que sé”, así que no tengas miedo de aplicarlo en la vida real. Para ser realmente competitivos, no sólo debemos basarnos en la cuestión del dinero, sino en la calidad del servicio/bien que ofrecemos.

 

 Ya conoces los 6 errores más comunes entre emprendedores primerizos, así que toma nota. Y si bien todos cometemos errores, también es bueno que se nos advierta antes de cometerlos y qué mejor que hacerlo sin la necesidad de malgastar factores importantes como el esfuerzo, la confianza, el capital humano y económico, y las ganas de salir adelante. Si quieres trabajar junto a los mejores profesionales, ¡contáctanos! Ojo Terzo y yo estaremos felices de poder llevar a cabo tus metas profesionales y buscar esa independencia que tanto te hará feliz.

 

 

 

 

Podrías hacerle el día a alguien con tu comentario ¡escríbelo! (no es obligatorio escribir tu email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s