5 ideas para generar buenos hábitos en nuestro espacio de trabajo

Por Mónica Castro Lara

 Todo emprendedor que tenga bajo su responsabilidad un negocio, un local, que trabaje con cierto número de personal y sobre todo le interese el bienestar de su comunidad y en general del mundo (sin exagerar), sabrá que es necesario –y casi indispensable- generar buenos hábitos en su lugar de trabajo, que puedan traer beneficios a corto, mediano y sobre todo, a largo plazo. Y bueno, no solamente los emprendedores con un local fijo, aquellos que hacemos home office y trabajamos como freelancers, también tenemos la responsabilidad de poner en marcha dichos hábitos para el bienestar de nuestras propias casas.

Seguramente te estás preguntando a qué me refiero con esos “buenos hábitos” y no, no hablo de usos y costumbres recatadas o algo por el estilo, sino más bien, aquellas pequeñas acciones que nos permitan trabajar en un lugar consciente de las necesidades que requiere actualmente nuestro planeta y por ende, nosotros como seres humanos, tales como: ahorro de energía, no generar más basura, seguridad, no desperdiciar agua, etc. etc. etc.

Una vez que tu negocio se encuentre activo y cuentes con el personal adecuado, te sugiero redactar -en tu tiempo libre-, una lista de todas aquellas preocupaciones que crucen por tu cabeza en temas relacionados con la consciencia ambiental y urbana y, sobre todo, de qué forma puedes contribuir a dichas temáticas. La cuestión es hacer de esas propuestas o ideas, algo realmente viable y efectivo, que contagie el espíritu y consciencia de aquellos que trabajen contigo y se genere un efecto de bola de nieve, en donde los hábitos generados e interiorizados, sean transferibles a otros espacios de trabajo y viviendas. Si las personas que trabajan contigo son afines a tus ideas, verás que los resultados serán casi inmediatos y benéficos para todos. Si no se te ocurren algunas ideas, te comparto las siguientes:

1.Reciclaje de basura. Obviamente todos los seres humanos generamos basura, pero depende de cada uno de nosotros la cantidad y de qué manera podemos causar menos daños. El reciclaje, la reutilización y la selección/separación de tipos de basura, es algo que todos debemos conocer y poner en práctica. Ya sea que trabajes en una oficina, en un restaurante, en un consultorio o desde tu casa, esta opción de buen hábito simplemente no puede faltar. Busca qué tipo de categorías tiene la basura en general y comienza a separarla; incluso esos residuos pueden ser juntados a nivel masivo y entregados a lugares especializados para su debido tratamiento, como lo son el pet, el papel, el cartón, las pilas, aparatos electrónicos etc. Una forma interesante de incentivar a tu equipo de trabajo, podría ser mediante un concurso: quienes junten más cantidad de basura y la entreguen a esos lugares especializados, se ganan un premio, o simplemente entre todos empezar a hacer un “cochinito” de las ganancias obtenidas con la venta de dichos materiales e irse a comer todos juntos. No se trata de generar competencia desmedida entre todos, sino más bien de hacerlo divertido e interesante.

 

2.Ahorro de energía. Es bien sabido que si dejas de utilizar algún aparato electrónico, lo siguiente que debes hacer casi de manera obligatoria, es desconectarlo. Así estás ahorrando energía de manera inmediata y por ende, hasta unos cuantos pesos. Una vez que termine la jornada laboral, desconecten computadoras, multicontactos, televisiones, teléfonos inalámbricos, no dejen encendida alguna luz (al menos que sea necesario o forme parte de tus políticas de trabajo) y obviamente también desconecten cargadores de celular o de algún otro dispositivo móvil. También es bueno fijar algunos horarios de uso de electricidad, para que no todos estén conectados al mismo tiempo durante toooodo el día. Obviamente existen aparatos que simplemente no puedes desconectar, como un refrigerador, pero para eso mismo ya estás ahorrando electricidad con todo lo demás.

 

3.Cuidarnos entre todos. El tema de la seguridad, no es algo que debas tomar a la ligera. El bienestar de tu equipo e incluso el tuyo propio, deben ser factores indispensables y prioritarios que tratar, así que entre todos pueden generar algunas estrategias para estar alertas. No escatimes en gastos e invierte en algunas protecciones de seguridad para tu local; trata siempre de respetar las horas de trabajo establecidas para que no salgan más tarde de lo debido, e incluso hacerlo de manera conjunta. Ten a la mano un directorio con la información de la policía, ambulancias, grúas etc.

 

4.Brindar apoyo a asociaciones. Esta es una excelente y muy viable opción para ayudar directamente a nuestra comunidad. Cada cierto tiempo, tú y tu equipo de trabajo, pueden juntar víveres, ropa que ya no se utilice, juguetes, medicamentos, dinero en efectivo etc. para entregarlo a las numerosas asociaciones que existen en el lugar donde vivimos. Y tienes que admitir que es posible. Con este tipo de acciones, ayudamos a muchas personas y animales necesitados. O si no quieres responsabilizarte directamente de organizar este tipo de apoyos, tu local puede servir simplemente como centro de acopio; el chiste aquí es ayudar y retribuir en la medida que nos sea posible.

 

5.No desperdiciar comida. Si tenemos un restaurante, una pastelería, panadería, un comedor comunitario o cualquier tipo de negocio que implique alimentos, es necesario ser conscientes, compartidos y dejar de desperdiciar la tan valiosa comida que, de verdad, no está al alcance de todos. Si existe la posibilidad de juntar comida de sobra y en buen estado, nuestro simple deber como seres humanos es compartirla con las personas que la necesitan y también con animalitos de la calle. De vez en cuando tú y tu personal, podrían ponerse de acuerdo y juntar alguna cantidad de comida considerable para compartirlos con aquellos que rodean tu negocio o tu casa.

 

Todas estas ideas de buenos hábitos que te comparto, no sólo servirán para ayudar a tu equipo a crear otro tipo de consciencia para beneficio de todos –incluido nuestro planeta-, sino también para generar un mejor ambiente laboral dentro y fuera del espacio de trabajo, al realizar otro tipo de actividades que fortalezcan los lazos entre ustedes. Recuerda: es importante ayudar y aportar en la medida de nuestras posibilidades. Si necesitas poner en marcha estos hábitos o requieres de más ideas, no olvides contactarme a través de Ojo Terzo. Estaré encantada de poder ayudarte.

 

Podrías hacerle el día a alguien con tu comentario ¡escríbelo! (no es obligatorio escribir tu email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s